domingo, 5 de julio de 2009

Cuando llegues al muro

Me dijeron por ahí que es en los momentos más duros que se conocen a los verdaderos amigos y que del mismo modo, te conoces a ti mismo.
Conoces quién te va a querer por más mamón que te pongas, por más irritable que estés... conoces a los incondicionales y poco alcahuetas.

Si acaso empiezas a perder la cabeza, nada mejor que una mano amiga que te de una CACHETADA (evita que te des contra el muro al que te diriges por estar andando por el camino equivocado)... y si acaso, sólo si acaso, no recibes ésa cachetada... pues ojalá encuentres a alguien que te de un casco para que no te destroces cuando llegues al muro....

......................................................................................................................... Llegué a un momento de mi vida en que no soportaba ser yo... tenía tanta confusión, tanto miedo a todo, incluso a las cosas buenas.... que simplemente lo desalojé todo de mi cuerpo y de pronto me encontré vacía y perdí todas las ganas de respirar... Quería ser una persona que jamás llegaría a ser y odiaba todo lo que yo era... Odiaba mi forma de hablar, de reír, de llorar, odiaba a mis amigos, a mi familia, a mi carrera, a mi universidad, a mi país, odiaba mi cuerpo, mi cara, mi cuarto... TODO LO ODIABA.... Ya había llegado al muro y me había dado durísimo y ahora estaba cubierta de escombros... No se podía hacer nada más que dejarse morir o quitarse los escombros de encima...

Y esto último fue lo que hice... Aceptar algunas cosas en sí mismo es muy jodido (complicado), como el hecho de aceptar que uno no se quiere... eso duele bastante, más cuando se suma la afirmación de "si no te quieres, no esperes que otros te quieran" y entonces, tienes que aceptar que el único responsable de tu soledad, de tu bajada en picada... eres tu... tú, tú y sólo tú.

Pero conocerte, te da la posibilidad de cambiar... y estoy en ese proceso... he tenido que reconocer que tengo cosas admirables, que puedo dar mucho y más allá, me he dado cuenta que hay muchas personas a mi alrededor que de verdad se preocupan por mí... además, que la vida por muy hijueputa que sea, también es preciosa, pero sólo si te das la oportunidad de descubrirla.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que bien.
Seguro que todo va a mejorar.
Me alegro.

Saludos.

salvadorpliego dijo...

La vida es preciosa... y eso es lo que cuenta. A disfrutarla.

Saludos.

Proyecto de Escritora dijo...

has llegado a una buena conclusión, que todo empieza por uno mismo.
Espero que sigas el camino, que aunque es largo, compensa.
Un beso.

Calle Quimera dijo...

La batalla contra "nosotros" mismos es la más dura de todas,y puede parecernos eterna.Es cierto que lo primero es querernos ,conocernos,aceptarnos....pero es tan difícil.SALUD¡¡¡

Diario de nuestros pensamientos dijo...

me gusta la pequña enseñanza. Se tiene q quere a uno mismo, aceptarse

Besos